martes, 31 de diciembre de 2013

Same Mistakes: Capitulo XVI

THE AIRPORT

*Narra Janice Tomlinson*

Con Nessie llegamos al aeropuerto. Ambas llevamos un bolso en la mano y las dos maletas ya han hecho el chequeo.
Cuando le dijimos a nuestro padre que íbamos a ver a Alison nos consiguió dos billetes para ese mismo día.
- ¿Lista? – le pregunto a mi hermana pequeña.
- ¿Y si no quiere vernos? Tenía tan solo once años cuando se marchó. Lo más seguro es que no sepa quien soy.
- Estoy segura que tampoco se acordará de mi, pero recuerda: estamos juntas en esto.
Nessie asiente no muy convencida por mis palabras. La verdad, ni yo estoy convencida de lo que digo. La última vez que vi a Ali tenía trece años así que no sé como voy a reaccionar ni como va a reaccionar ella después de seis años.
- ¿Y Louis? – pregunta mi hermana cuando estamos a punto de subir al avión.
- Supongo que habrá preferido no venir – digo encogiéndome de hombros.
Mi hermana suspira y veo que sus ojos marrones empiezan a cristalizarse. La abrazo, y ella me corresponde rápidamente. Louis y yo sacamos los ojos azules de mi madre, pero Nessie heredó los ojos marrones de mi padre. Por el contrario, Ali era la que tenía los ojos más bonitos de la familia, porque era una especie de mezcla entre el azul de mi madre y el marrón de mi padre.
- ¡Nessie! ¡Jane! – grita la voz de mi hermano.
- Sal de mi cabeza – murmuro.
- Jane – dice Nessie –. ¿Has oído a Louis?
- ¿Tu también lo has sentido? – pregunto mirándola.
Nessie asiente, y ambas nos giramos para ver a nuestro hermano mayor correr hasta ambas. Nos abrazamos los tres como si tratase de una película.
- ¿Entonces, vas a venir con nosotras? – pregunto esperanzada.
Mi hermano levanta una ceja, y se lleva una mano al bolsillo trasero del pantalón. De allí saca un billete de avión idéntico al nuestro.
- ¿Vuelas con nosotras?
- Mi vuelo sale mañana a primera hora. Exactamente a las ocho de la mañana.
- ¿Y Rose? – pregunta Nessie.
- He recibido este mensaje, pero no se quien me lo ha enviado. Aunque se lo agradezco profundamente. Me ha abierto los ojos.
Le pasa el teléfono a mi hermana pequeña y ella hace un gesto de confusión y sorpresa. Nessie me pasa el teléfono y mis ojos no dan crédito a lo que ven.
- Es Rose – susurro intentando convencerme a mi misma.
En la pantalla del móvil de mi hermano hay la imagen de Rose besando a otro chico.
- ¿De cuanto tiempo es esta foto?
- De ayer por la noche – contesta él conteniendo las lágrimas –. Lleva el mismo recogido que en el baile.
- Tiene que haber una explicación. Rose no es así.
- Una imagen vale más que mil palabras, ¿no?
Por primera vez en nuestra vida ni Nessie ni yo sabemos que contestar. Nunca había visto a mi hermano tan triste.
- Louis, todo va a salir bien, ¿de acuerdo? Esto serán como... como una especie de vacaciones. Te lo vas a pasar bien y te vas a olvidar de Rose, ¿lo prometes?


*Narra Amanda Roach*

- ¿Como? – pregunta Des cuando Rose acaba de leer el mensaje.
- Se ha ido chicas. Lo he perdido – dice mi amiga morena.
- Haber, dame ese teléfono.

I'm going to Finland for a few months. Goodbye. Louis xx” (Me voy a Finlandia por unos cuantos meses. Adiós. Louis xx)

No puede ser posible – dice Becca mirando a Rose –. Louis no es de los que se van sin decir nada.
- He ido a su habitación y está todo recogido. No hay nada.
- Rose dice la verdad – digo yo consiguiendo las miradas de todas –. Jane vino a mi casa para recoger sus cosas. Me dijo que se iría pero no me dijo el porque.
- Jane también me lo dijo a mi, y me dijo que tal vez Louis también se iba. Pero nunca creí que fuese enserio – dice Rose intentando no llorar.
- ¿Porque se habrá ido? – digo yo dejando la pregunta en el aire.
En ese momento, cuatro móviles distintos suenan, avisando que ha entrado un mensaje en el buzón de entrada. Las cuatro miramos interrogantes a los cuatro teléfonos que se encuentran encima de la mesa. Destiny es la primera en cogerlo, y luego las seguimos las otras cuatro. Miro extrañada la pantalla al darme cuenta que no tengo el número grabado.
- Es un número desconocido – dice Becca.
- Y el mío también – digo mientras las otras dos asienten.

Louis is gone. Rose, tell to your friends what you did.” (Louis se ha ido. Rose, cuéntales a tus amigas lo que hiciste.)

Al acabar de leer el mensaje, Becca, Des y yo miramos a Rose interrogantes mientras ella sigue con la mirada puesta en el teléfono y con sus manos temblorosas.
- Rose, ¿de que está hablando el mensaje?
El móvil de las cuatro vuelve a sonar, y esta vez somos más rápidas en mirarlo, excepto Rose que se queda quieta en su sitio.

If you don't believe me, look at this photo. Rose, I thought you were a trusted person.(Si no me creéis mirad esta foto. Rose, yo creía que eras una persona de confianza.)

No podía creer lo que estaba viendo en la foto. Rose y el que parecía Logan, el compañero de Hazza en clase de matemáticas se besaban muy entretenidos.
- Rose – digo yo apartando el móvil –. ¿Como le pudiste hacer eso a Louis? – empiezo a elevar el tono de voz.
- No... no lo sé – dice aguantando las lágrimas. La miro y siento que no me dice la verdad, pero en ese momento no me paro a pensar en que tal vez esea mentira –. Todo pasó muy rápido. Yo quiero a Lou, pero lo que siento con Logan no se compara. El me hace mucho más feliz que Louis. Me siento diferente cuando estoy con él que cuando estoy con Louis. Creo... creo que confundí la amistad con el amor.
- Dios Rose... ¿Sabes que esta tontería tuya podría romper el grupo? Si eso pensabas, no le tendrías que haber dicho a Louis que sí. Imaginate como estará ahora. Lo utilizaste – le grito en toda la cara –. No sabía que podrías caer tan bajo.
- Amanda no me digas eso por favor – dice echándose a llorar –. Cuando me pidió salir de verdad creía que estaba enamorada de él. No quiero perderte a ti también.
- Te aviso que ya lo has hecho – digo cogiendo mi bolso y mi chaqueta.
- Y no solo le has perdido a ella – dice Becca –. A mi también.


*Narra Louis Tomlinson*

- Gracias por cubrirme, Payne – digo dándole unas palmadas en la espalda de forma amistosa.
- De nada, Lou – dice abriendo la puerta de su habitación –. No es muy grande, es la de mi hermana.
- ¿Tienes hermana?
Liam asiente y me deja solo en la habitación. Ni siquiera me paro en deshacer la maleta. Me tumbo en la cama con los brazos flexionados detrás de la cabeza. ¿Porque me tubo que engañar Rose? Y yo que creía que todo estaba bien. No me ha dado tiempo de cagarla.
- Lou – dice Liam asomando su cara por la puerta –. ¿Quieres cenar ya? He pedido pizza.
Asiento y el hace una pequeña sonrisa. No me pregunta lo que me ha llevado a irme y se lo agradezco, aunque estoy deseando hablar con alguien.
- Liam, ¿podemos hablar? – digo sentándome en la mesa y cogiendo un trozo de pizza.
- Llevo queriendo hablar des de que has entrado por la puerta. ¿Que ha pasado?
- Rose se ha besado con Logan mientras estaba conmigo. Nunca le gusté. Siempre me usó para darle celos. Estoy seguro.
- Madre mía, creo que ninguna de las parejas ha resultado bien. Solo Amanda y Niall, y Hazza y Becca han conseguido estar juntos.
- Me hubiera gustado un futuro con Rose – admito bajando la cabeza y mordiendo la pizza.
- Con los chicos hicimos una porra. Aposté que eráis la pareja que duraba más y ahora que me dices esto acabo de perder. Me debes cincuenta euros – dice extendiendo la mano.
- Lo que tu digas, Liam – digo chocando le la mano.
Mi amigo ríe y se lleva un trozo de pizza a la boca. Imito el gesto de mi amigo cuando llaman a la puerta.
- ¿Esperabas visita?
- No que yo sepa – dice Liam extrañado.
Se levanta a abrir la puerta, cuando siento esa voz. Su voz. Rose y Liam mantienen una escasa conversación, cuando él aparece por la puerta.
- Ahora vengo que tengo el fuego encendido Rose.
Liam aparece por la puerta y se va hacía la cocina. Se queda mirando des de la puerta y supongo que cuando ve que Rose no está mirando hacía él, corre hacía el salón.
- Es Rose, dice que si estás en casa. ¿Que digo? – explica.
Mi mente se parte en dos en ese momento. Una parte de ella dice que la deje explicarse, que debe haber una explicación. Pero la otra dije que pase página y que empiece de cero otra vez.
- Dile que no estoy. No quiero hablar con ella.



___________________________________________

Hola pequeñas zanahorias! Como podéis comprobar soy una buena escritora y os he subido capitulo antes de tiempo! Aplausos por favor jajajajaja
Como también podéis ver soy experta en provocar desastres como el de Rose y Louis, ¿volverán juntos? Mmmm.... no sé no sé. a mi me gustan mucho las novelas que acaban mal.... *o*
HAPPY NEW YEAR LITTLE CARROTS! El 2014 a la vuelta de la esquina, algún proposito para el año que viene? A parte de conocer a nuestros pequeños claro.
Dedico este capitulo a Sofía y a Rose, las (unicas) lectoras de este blog que han estado sieeempre!
GRACIAS CARACOLA Y PERSONITA QUE AÚN NO TIENE APODO!
Y bienvenida Andrea a la novela!!
Y ahora voy a copiar a Dream Rose jejejeje y si no veo 6 comentarios de personas distintas no subo el siguiente capitulo, lo siento pero es la única manera de saber que os parece la novela.

Marina xx

jueves, 26 de diciembre de 2013

Same Mistakes: Capitulo XV

¿WHAT'S WRONG WITH HIM?

*Narra Louis Tomlinson*

Me despierto gracias al maravilloso sol de la mañana. Me encuentro en una habitación que claramente no es la mía, abrazado a Vanessa.
- Nessie – digo moviendo su cuerpo –. Nessie, despiértate.
- No quiero – dice girándose y mirando hacía el otro lado de la cama –. Vamos Tommo, llama a servicio de habitaciones.
- Tostadas con mantequilla, ¿no?
-  Ajá – dice ella.
- No entiendo como puedes comer eso. ¡Que asco! – murmuro levantándome de la cama.
- Pues que sepas que en España hay bastante gente que lo come. Haber si el raro vas a ser tu.
- Puede, pero recuerda que no eres española eres inglesa, por mucho tiempo que hayas vivido allí, tu sitio es este.
- Si, si... No te me pongas melodramático.
- Que pesadilla – digo mirando hacía arriba.
Llamo a servicio de habitaciones, los cuales se quedan un poco sorprendidos por haber pedido tostadas con mantequilla. Si es que de Nessie solo hay una.
Al cabo de diez minutos le traen el desayuno a mi morena. Se sienta en la cama, y como si fuese una niña pequeña a la que le acaban de dar su caramelo favorito, empieza a comer la tostada con mantequilla.
- ¿Y como ha sido Barcelona? ¿Has aprendido mucho español?
- Allí se habla el español y el catalán, así que he aprendido ambos idiomas.
- Nunca he escuchado a nadie hablar catalán. Bueno, prácticamente no se hablar español, pero supongo que se parecerán, ¿no?
- Bastante. Los dos idiomas son increíbles, me encanta hablaros.
- Haber, español ya he oído hablar, pero catalán no. Dime algo.
Louis, ets el pitjor germà del món (Louis, eres el peor hermano del mundo)
¿Que me has dicho?
- Que te quiero mucho – dice ella sonriendo malvadamente, y sé que miente.
- Luego lo buscaré en el Google Traductor.
- Para cuando lo busques me habré ido – dice sonriendo. Como echaba de menos su sonrisa.
La puerta de la habitación se abre y aparece Jane, que se tira corriendo a abrazar a Nessie. Mis dos hermanas favoritas se abrazan sonriendo. Una de las mejores escenas de mi vida.
- ¿Que haces aquí? Lou me ha dicho que te casas con Ty. ¿Estás loca? ¡Tienes diecisiete años!
- Paso a paso. Yo también me alegro de verte, Jane.
- No me cambies de tema. Creí que estabas en Barcelona.
- Tu lo has dicho, estaba.
- Nessie, vamos ha hablar – digo sentándome en la cama con mis dos hermanas –. No creo que hayas hecho dos horas de avión, tan solo para decirnos que te casas con Tyler, cosa que hablaremos luego también.
- A parte del compromiso con Tyler, estoy aquí para hablaros de Alison – dice ella tomando una expresión seria.
- ¿Alison? – pregunta mi hermana pálida.
- No quiero saber nada de ella, Vanessa. Lo sabes.
- Haber Lou, tranquilizate. No la tomes conmigo.
- ¡No la tomo contigo! – grito dando un puñetazo a la pared.
- Claro que la estás tomando conmigo. Solo me llamas Vanessa cuando estás enfadado, y a demás casi te cargas la pared.
- No quiero saber nada más de Alison. Desapareció hace seis años. ¿Porque me interesaría ahora?
- Louis, ¿quieres escucharme? Un señor ha llamado preguntando por mamá. Alison está enferma. Muy enferma.
Creo que en ese momento todo se me paraliza. Claro que en estos momentos quiero tirar a mi hermana mayor por el tejado, pero después de todo lo que me ha hecho yo la sigo queriendo.
- ¿Que le ocurre? – digo bastante inexpresivo.
- Cáncer de pulmón – dice Nessie mientras se le caen algunas lágrimas –. El hombre dice que el cáncer está demasiado extendido y que no sirve de nadie la quimioterapia. Que solo queda esperar.
- ¿Cuanto tiempo tiene? – pregunta Jane, en un susurro tan bajo que a penas puedo oírlo.
- Poco más de cuatro meses – dice Nessie echándose a llorar.
- Bueno, pues lo siento por ella – digo neutral.
- ¿Porque te comportas así? Sigue siendo tu hermana.
- Ella dejó de ser mi hermana el día que nos abandonó – digo levantándome de la cama –. Hace años que la dí por muerta. ¿Dónde narices está?
- Vive en Finlandia con su marido y sus dos hijos. Son gemelos.
- Genial – digo dando otro golpe a la pared –. Estará rodeada de la gente que la quiere.
- ¡Louis! ¡Deja de hablar de esa manera de Alison! ¡No hables de ella como si ya estuviese muerta! – grita Jane levantándose de la cama.
Mi hermana me roba las palabras. Nunca había visto a Jane gritarme y llorar de esa manera. Mira a Nessie por un momento y ella asiente.
- Voy a llamar al hombre que me ha dicho lo de Alison y cogeremos un vuelo para irnos pasado mañana. Si cambias de opinión y quieres viajar conmigo y con Nessie para ver a tu hermana, genial. Si no, espero que te pudras aquí mismo – dice con muchísimo odio –. Creo que no quieres a tu familia tanto como dices. Si fuese así, te preocuparías por tu hermana aunque te odie.
Mis dos hermanas se van de la habitación del hotel dando un gran portazo, y yo me quedo parado y sin nada que decir por las palabras de mi hermana.
Alison es mi hermana mayor. Se fue de casa cuando tenía dieciocho años, y yo solo era un inocente adolescente de dieciséis. Supongo que ahora debe tener unos veinticuatro años.
Ella y yo nunca fuimos muy unidos. La verdad es que competíamos por todo, y eso yo lo odiaba. Por eso ahora intento tener tan buena relación con mis hermanas menores. Porque no quiero volver a pasar lo que viví con Alison.
- Idiota – digo sentándome en la cama.
Después de tanto tiempo intentando que mi hermana mayor desapareciera de mi cabeza, ¿ahora vuelve? No soy la mejor persona del mundo, pero creo que no me merezco esto. Y ahora encima mi novia cree que me acuesto con otra. ¿Es que no puedo estar tranquilo ni un segundo?


*Narra Rosalinne Styles*

A las once y media de la mañana, alguien llama a la puerta. Seguramente Louis que viene a por sus cosas. Pero no. Es Jane y una chica castaña.
- Hola Jane – digo dejándola pasar –. Hola chica castaña.
- Rose, esta es Vanessa. Nessie, está es mi mejor amiga y novia de Louis, Rose.
- ¿Rose? – dice la chica mirándome con una sonrisa.
- ¿De que te ríes? – pregunto curiosa y sin entender nada.
- Es que... ¿tu llamaste ayer a Louis? ¿Cerca de las tres de la mañana?
- ¿Tu eres la guarra que se está acostando con mi novio? – digo acercándome a ella para borrarle esa sonrisa de un puñetazo.
- Antes de pegarme un puñetazo, dejame que me presente, ¿no crees? – dice con una sonrisa divertida –. Me llamo Vanessa Tomlinson. Encantada.
El mundo se para de golpe, y mis mejillas empiezan a arder de la vergüenza. Y ahora que lo miro, ¿como no me he podido dar cuenta que son hermanos? Son muy parecidos, solo que Vanessa tiene los ojos marrones y no azules.
- ¿Tomlinson? – digo yo para asegurarme bien que no me lo he imaginado todo.
- Exacto. Vanessa Tomlinson. Diecisiete años. Hermana de Louis y Jane Tomlinson.
- Dios mío, de verdad. Lo siento mucho. Creí que eras la amante de Louis o algo parecido. Él solía ser muy mujeriego por eso yo...
- Está bien, tranquila – dice ella sonriendo –. No hay problema.
- De verdad que lo siento – repito avergonzada y me giro hacía Jane –. ¿Que haces aquí?
- Me voy a Finlandia – dice ella triste.
- ¿Como? Pensaba que estabas bien en Londres. Si es por Zayn, ya te he dicho que...
- No, no es por Zayn – dice ella –. No tengo tiempo de contártelo.
- Bueno, está bien, pero ¿cuando volverás?
- Depende de como sea recibida. Nessie vendrá conmigo también, y Louis no sé que hará.
Asiento confundida. Jane me da un beso en la mejilla y dice otra vez adiós. Su hermana pequeña tan solo me dice adiós con la mano.
- Idiota – susurro sentándome en el sofá.
Oh mierda, por favor que Louis no se entere de lo que pasó ayer después de que mi primo viniese a consolarme.

Flashback
- Harry han llamado al timbre – susurré secándome las lágrimas pero no hubo respuesta por parte de él.
Me levanté por mi propio pie y fui a abrir la puerta. Me quedé paralizada al ver a Logan en la puerta.
- ¿Que quieres? – pregunté con asco.
Él sonrió como un lobo y se acercó a mi para besarme. Sentía sus babas por toda la cara y me entraban arcadas. Me separé de él y le di un bofetón en toda la cara.
- ¡¿Eres estúpido?!
- Rose, ¿quieres que tu prima esté bien?
- ¿Dónde esta Destiny? – pregunté asustada.
- Está bien – dijo él –. Alana me ha pedido que haga esto, y yo siempre cumplo los deseos de mi hermana.
- ¿Que es lo que quieres?
- Deja a Louis, no vuelvas a hablarle, ignora le y sal conmigo. Eso es lo que quiere Alana.
- No voy ha hacer eso – contesté.
- Te dejo un día para pensarlo. Espero que tomes la decisión correcta.

Fin del Flashback


Escucho la cerradura de la puerta y me levanto de golpe deseando que sea Louis el que entre por esa puerta. Pero no.
Tío Richard – digo secándome las lágrimas –. ¿Que haces aquí?
- ¿Dónde están los chicos? – pregunta en busca de Des y Harry.
- Harry arriba durmiendo, y Des en... en casa de una amiga – digo yo. No podía decirle que estaba con Liam.
- ¿Ha ocurrido algo con la tía Alice?
- No – dice sonriendo tierna mente –. Ella está bien, solo quería ver a los chicos.
Asiento mientras mi tío me da un beso en la frente y sube escaleras arriba. Aunque algo me dice que mi tío no ha sido del todo sincero conmigo.


*Narra Megan Swan*

La cafetería más cercana al London Eye estaba completamente llena cuando he llegado, así que he tenido que ir a una, un poco más alejado pero dónde hay poca gente.
- ¿Que desea señorita?
- Un batido de chocolate y dos tartas de limón. ¿Puede llevármelo a la mesa?
- Por supuesto – asiente la mujer.
Me siento en el lugar más alejado de la puerta. Des de que salí del hospital no he podido parar de pensar en el bebé que llevo dentro. Mi gran pregunta es: ¿Seré una buena madre?
Mi móvil emite un sonido odioso y en lo primero que pienso es que tengo que cambiar el tono para cuando me llegue un mensaje.

Two lemon cakes? Don't you think is it too much?” Adam x (¿Dos pasteles de limón? ¿No crees que es demasiado? Adamx

Adam Walker... ¿De que va este chico? No me conoce de nada y ya quiere una cita conmigo. Haber, el chico es guapo. Muy guapo. Pero después de lo de mi ex-novio no estoy preparada para salir con alguien tan pronto.

What do you want, stupid?” Megan (¿Que es lo que quieres, estúpido? Megan)

Le envío el mensaje poniendo en mayúscula la palabra estúpido para ver si le entra en la cabeza.

I want a date to the London Eye”Adamx (Quiero una cita en el London Eye. Adam x)

¿Una cita? Lo lleva claro si se piensa que voy a tener una cita con el individuo este. Ni en sus mejores pesadillas.

Yes, sure. Try again. Megan” (Si claro, prueba de nuevo Megan)

Se lo envío, y pasados cinco minutos me preocupo. Él siempre suele enviar una respuesta molestándome, pero hoy es la excepción.
Oigo la campana de la cafetería sonar. Alguien ha entrado en el local, pero no me preocupo demasiado por quien es.
La campana vuelve a sonar y escucho murmullos de todos sitios. Levanto la mirada, aún con el teléfono en las manos, y veo a Adam encima de una mesa a escasos metros de mi con un megáfono en las manos.
- ¡Hola! – grita por él –. ¡¿Pueden prestarme atención un momento?!
La cafetería se queda en completo silencio y él sonríe hacía mi victorioso. Por favor que no haga lo que creo que va ha hacer.
- Hoy es un día muy triste para mi – dice él –. La chica con la que quiero salir no quiere saber nada de mi. No acepta mi cita. Esa chica se llama Megan Swan así que por favor, les agradecería mucho a todos que la convencieran de salir conmigo. ¡Es la chica pelirroja que tengo justo delante!
Todo el silencio que había en la cafetería finaliza cuando Adam les pide ese favor. Oigo gritos pidiéndome que le diga que si, hasta que me levanto de la mesa, y el silencio se vuelve a apoderar.
- Solo una cita – digo después de estar un rato mirándole.
Siento aplausos por todos sitios y en pocos segundos me veo envuelta entre los brazos y el perfume de Adam Walker. Espero no haberme equivocado al aceptar una cita con él...



______________________-

Hola! Os traigo capitulo antes de tiempo, para que veais lo buena persona que soy. ¿Que os parece? ¿Me queréis matar? Mientras sea con cariño os dejo :)
Dejad un comentario para saber que os parece la novela :)) ¿Como han ido las navidades?

PD: Sofia, no puedo leer tus novelas, no me deja. Me dice que la página es solo para invitados. ¿Que pasa..? :(
PD2: Rose, sigo sin ver capitulo, ya estás tardando en subir!
PD3: Nos vemos en Narnia!


Marina xx 

miércoles, 25 de diciembre de 2013

MERRY CHRISTMAS☆

MERRY CHIRSTMAS AND HAPPY BIRTHDAY LOUIS!

Bueno, lo de Louis es tarde, pero ayer no podía subirlo. No puedo creerlo :'( Nuestro Lucho, Tommo, BooBear crece... ¡MENTIRA! Louis siempre será FOREVER YOUNG. Hace dos días que estaba audicionando para The X Factor y ahora está en lo más alto. Estoy muy orgullosa de Louis, (de todos, pero es el cumple de Louis, asi que SOLO HABLAMOS DE TOMMO), me siento como su madre. Bueno, no, su madre no que si no nunca podré casarme con él. Sería muy raro. Mi niño, 22 años... ¡No pasa nada, el sigue teniendo ese espiritu joven!  Louis Tomlinson♡ Simplemente lo amo.



¿Perfecto, verdad? ¡Que nadie diga lo contrario!


Él es simplemente tan perfecto, es capaz de sacarte una sonrisa hasta des de Twitter.


Y ahora haciendo un gran cambio de tema, MERRY CHRISTMAS, FELIZ NAVIDAD, BON NADAL, y no lo sé decir en más idiomas... :)
Espero que el Papa Noel os haya traido muchos regalos. A mi me han traido la película de This Is Us. Mi padre debería haber grabado el momento porque me he puesto a gritar como una loca. :') Lo que no me ha traido es a One Direction, y mira que se lo pedí jajaja ¿Y a vosotras? ¿Que os ha traído?


Normalmente no hago este tipo de entradas en el blog pero voy ha hacer una excepción por esta vez. ¿Os suena el nombre de Claire Davis? Creo que a todas las Directioners nos sonará, pero por si acaso lo explico. Claire Davis era una chica de diecisiete años que vivia en Colorado, Estados Unidos. Fue disparada por un compañero de colegio, Karl Person, quien a demás de Claire disparó a 15 personas más y luego se suicidó.
Claire fue hospitalizada en estado de coma, y fue cuando nuestros niños se enteraron de lo sucedido por lo que enviaron un mensaje de apoyo a Claire, gran Directioner. "Hola Claire, sabemos que eres una gran fan y queremos mostrarte nuestro apoyo. Lo que te ha pasado es realmente horrible y algo de lo que no podíamos ni imaginar. Simplemente queremos darte nuestro amor. Todas nuestras oraciones están contigo y con tu familia. Esperamos que te recuperes pronto." 
Ese fue el mensaje que los chicos le enviaron mediante un video, pero desgraciadamente al cabo de pocos días salió a la luz que Claire había muerto, y el fandom de One Direction creó un hashtag llamado #RipClaire para mostrar a los familiares y amigos de Claire su apoyo.
Muere Claire Davis, la fan a que los chicos mandaron su apoyo. Siempre contigo Claire. Descansa en paz. 





domingo, 15 de diciembre de 2013

Same Mistakes: Capitulo XIV

SIX MONTHS

*Narra Rebecca Davis*

Genial.
Perfecto.
Inmejorable.
Ahora que me iba a ir a mi casa tengo que quedarme con Harry porque somos el rey y la reina del baile. Pues maldigo a toda la gente que nos ha votado.
- Al parecer el destino nos junta una y otra vez, ¿no crees?
- Harry, de verdad que no tengo humor para hablar.
- Becca me equivoqué. Perdóname por favor.
Bajo la cabeza hasta ver mis altos tacones rosas y las negras zapatillas de mi novio. Siento su gran mano en mi barbilla y el me la alza.
- ¿No te das cuenta que pasamos el día peleados? – susurro poniendo mi frente en su pecho.
- Son crisis de parejas – me dice acariciando mi pelo cariñosa mente –. Lo único que sé es que te quiero más que a nadie.
- Sabes que no tendrías que haber dicho aquello – digo levantando la cabeza y mirando sus ojos. Esos ojos que me tienen enamorada –. Lo prometiste.
- En ese momento no he sabido lo que decía. Llevamos saliendo casi seis meses y aún no me has explicado lo que pasó.
- Cuando cumplamos seis meses juntos te lo explicaré, ¿de acuerdo? – digo con una sonrisa acariciando su mandíbula.
- ¿Tengo que esperar dos días más para que me lo digas? – dice sonriendo y me impresiono.
- ¿Sabes cuando haremos los seis meses? Pensaba que eso no iba contigo – confieso.
- Pero si que va contigo – dice poniendo su mano en mi mejilla y besándome lentamente, como solo él sabe hacer.
- Gracias – susurro despegándome de él un minuto.
- ¿Porque? – dice con una sonrisa divertida.
- Simplemente, por aparecer en mi vida.


*Narra Destiny Styles*

Bailaba y bebía. Bailaba y bebía. Solo pensaba en eso cuando empecé a tomar copas en el momento en el que los profesores se fueron, y ahora veo Pandicornios por todos lados.
- ¡Rose! – grito corriendo hacía ella–. ¿Sabes que acabo de ver a Voldemort con un sombrero de vaquero?
- ¿Como dices? – dice ella mirándome raro.
- Que siii..... – digo mientras se me traban las palabras –. Seguramente estaba buscando al pobre Harry Potter para matarlo con su gran varita mágica. ¿No lo ves? Todo encaja.
- ¿Estas borracha?
- No... – digo de seguida negando rápidamente con una sonrisa.
- No que va.
- Te voy a decir un secreto – digo acercándome a la oreja de mi prima –. He visto un elefante colgado del techo.
- Está bien, punto y final. Te vas para casa. Ahora.
- No quieroooo... – digo negando rápidamente con la cabeza –. ¿Y los Pandicornios?
- ¿Los que?
- Los unicornios con cuerpo de oso panda. ¡Había tres en la entrada! ¡Lo juro! – digo dándole el dedo meñique para hacer el juramento.
- Bien, por lo que veo estás peor de lo que pensaba.
- ¡Estoy bien! – replico mientras veo a mi amigo rubio bailar la macarena –. ¿Ese es Niall? Está bailando la macarena– digo riendo.
- Punto uno: Ese no es Niall, es Harry que por lo que veo va igual de bebido que tu. Punto dos: Vamos a casa, ¡ya!
- Yo la llevo – dice una voz fuerte detrás mío.
Me giro para ver al sexy chico del cual estoy completamente enamorada. ¿Es mi imaginación o detrás de él está la Virgen María?
- Liam, ¿porque vas con la Virgen María?
- Madre mía como está – susurra Rose llevándose una mano a la frente –. Cuidame la Liam.
- Claro, no te preocupes Rosie. Ves con Lou que te está buscando – dice con una sonrisa pícara.
Lo siguiente, es que siento su hombro en mi estómago, y en menos de dos segundos, estoy colgada de él. Liam me coge por las piernas, mientras yo le puedo ver la parte de atrás de su pantalón.
- Liam bájame o se me va a subir la sangre a la cabeza y los elefantes no me van a querer.
- Haber si así vuelves a ponerte normal – susurra sin dejar de caminar hacía su coche.


*Narra Rosalinne Styles*

Camino por toda la pista buscando algún signo de Louis, pero solo veo a mi primo subido a una mesa y a Becca intentando bajarlo. Jane sentada en uno de los sillones con el móvil en la mano, a la pareja de rubios bailando una lenta, pero a Louis no lo veo por ninguna parte.
- Jane – digo acercándome a ella –. ¿Has visto a tu hermano por aquí?
- Se ha ido – dice ella mirándome confusa –. ¿No te lo ha dicho? Creí que lo sabrías.
- No... No me ha dicho nada.
- Hace una media hora que se ha marchado. Decía que no te encontraba y que se aburría, pero me parece raro que no te haya enviado un mensaje o algo para decírtelo.
- Bueno, no importa. Voy a buscarlo. Lo más seguro es que esté en casa.
Jane no me contesta, así que doy media vuelta y salgo por la puerta. Decido ir caminando. A demás no tengo ninguna otra opción, ya que es Lou el que me ha traído en coche.
Llego a casa después de unos minutos andando y subo a la habitación de Louis para encontrarme la cama fría y sin deshacer.

Little, I'm at home. I was boing in the party and I didn't find you. I'm going to sleep. See U tomorrow. Love U (Pequeña, estoy en casa. Estaba aburrido en la fiesta y no te encontraba. Me voy a dormir. Nos vemos mañana. Te quiero.)

¿Como que en casa? Él no está en casa. Yo estoy en casa. No entiendo nada, ¿que me oculta? Decido llamarlo antes de hacerme una idea equivocada.
- ¿Rose? – dice él cuando descuelga –. ¿Como va la fiesta?
- ¿Dónde estás?
- En casa – dice él con voz confusa –. ¿No has recibido mi mensaje?
- Estoy en casa, y tu no estás aquí. ¿Louis, dónde estás?
- Te-tenía unos as-asuntos que atender.
- ¿Porque me has mentido? ¿Con quien estás, eh?
- N-no estoy con nadie, pequeña.
En ese momento escucho por la otra línea algo como, «Louis, ¿va todo bien?». Cierro los ojos. Poco más de una semana de novios y ya está con otra.
- Muy bien, Tomlinson, ya lo entiendo. No te has podido aguantar las ganas, ¿verdad? Ven mañana a por tus cosas y lárgate de mi casa.
Después de decir esas palabras cuelgo el teléfono y me hecho a llorar. No sé cuanto tiempo estoy pensando en Louis y llorando por él. Solo sé que cuando llevo una hora llevando una mano grande se coloca en mi hombro y unos ojos verde azulados hacen que pase una noche no tan mala como pienso.


*Narra Harry Styles*

Después de toda la noche bailando, decido volver a casa cuando los efectos del alcohol no son tan altos. Estoy acostumbrado a consumir alcohol cada noche que salgo, y tirándome agua helada encima se me pasan un poco los efectos.
Llego a casa algo borracho pero capaz de mantenerme completamente consciente cuando siento unos sollozos que me resultan muy familiares.
Meto la llave en la cerradura intentando no tardar demasiado y abro la puerta para encontrarme con mi prima llorando desconsoladamente en el suelo.
Me acerco cuidadosamente a ella. Está tan sumida en sus pensamientos que ni se ha dado cuenta que he entrado por la puerta. Le pongo la mano en el hombro y ella levanta la mirada un poco asustada, pero sus facciones se suavizan cuando me reconoce.
Harry – susurra.
- Vamos arriba, pequeña.
Cojo a mi prima en brazos como una princesa, y la subo a su habitación. En todo el camino no ha dejado de soltar lágrimas en mi camiseta que ahora está mojada y negra a causa de sus lágrimas y el maquillaje.
- ¿Está todo bien? – digo tumbándola en la cama.
- Creo que Louis me engaña – dice entre sollozo y sollozo.
- ¿Como? – digo acariciándole su largo pelo –. Rose, Louis es mi mejor amigo, y dudo que pueda engañarte.
- ¿Como estás tan seguro? – dice ella y esa pregunta me deja un poco descolocado.
- No lo sé – admito –. Simplemente lo sé.
Poco a poco siento como la respiración de mi prima se va volviendo regular, hasta que yo también me duermo con ella abrazada a mi pecho.


*Narra Janice Tomlinson*

Me he quedado sola en la fiesta. Bueno, los únicos que quedan son Megan y Adam, aunque él aún sigue intentando ligar con ella así que estoy sola. La pareja rubia se ha ido hace poco a casa, y Becca también ha decidido marcharse, pues no hay rastro de Harry.
- ¿Louis? – digo llamando a mi hermano al móvil –. ¿Puedes venir a buscarme? Tengo que ir a casa de Amanda y ya es tarde.
- No puedo en estos momentos Jane. Estoy con Nessie.
- ¿Enserio? – digo mientras se me iluminan los ojos –. Yo también la quiero ver. Pasámela.
- No puedo ahora mismo – contesta él.
- ¿Pe-pero que hace aquí? Se supone que estaba en Barcelona. ¿Cuando ha llegado? ¿Dónde está ahora? ¿Porque está aquí?
- Llegó hace dos horas y me pidió que viniese a buscarla. Está alojada en un hotel, cerca del centro. Ha venido para decirnos que ella y Tyler se casan.
- ¿Cómo que se casan? ¡P-pero si solo tiene diecisiete años!
- Mañana hablamos, Jane. Ven al hotel Rolex a las diez de la mañana. Pasaré la noche con ella, ¿vale?
- De acuerdo Lou – digo –. Hasta mañana, y dale un beso a Nessie de mi parte.
- ¡Adiós Jane! – oigo gritar a Nessie, y Louis cuelga el teléfono.
Camino hasta casa, con algo de miedo, ya que son más de las tres de la mañana y yo estoy andando por la cuidad sola. Aunque casa de Amanda esté a diez minutos andando.
Miro hacía mi derecha cuando veo andar por la otra acera a un chico vestido completamente de negro y con la capucha puesta. Acelero el paso cuando él levanta la mirada hasta entrar corriendo a casa de Amanda.
- ¿Amanda? – pregunto.
- La señorita Amanda ha informado que se iba a dormir a casa del señor Horan. Dice que mañana volverá – dice Mary, la nana de Amanada.
- Muchas gracias – digo haciendo un gesto afirmativo con la cabeza.
- De nada señorita Jane.
Mary desaparece hacía la cocina, y yo voy al cuarto de invitados. Me pongo el pijama y me hecho en la cama hasta que me duermo profundamente.

Camino por su pasillo largo y oscuro. Trozos de libros y de madera se encuentran tirados en el suelo. Se escuchan gemidos de dolor. Sollozos. Me resultan muy familiares.
- ¿Zayn?
Empiezo a escuchar palabras. Maldiciones. A mi lado, una estantería cae al suelo y me da en el brazo que creo que me lo ha roto.
- Mierda – grito cogiéndome lo.
- ¿Jane?
Esa voz. No es una voz cualquiera. Es su voz. Pero no podía ser. Es decir, Rose me había dicho que Zayn estaba aquí,. Pero esto está destruido.
- ¡Jane! – vuelve a gritar.
Corro como si mi vida dependiese de ello. Creo que jamás he corrido tanto en mi vida. Me sigo por el sonido del llanto y los sollozos de Zayn. Mi Zayn. Freno en seco cuando veo un cuerpo en el suelo, todo ensangrentado.
- Zayn – digo tirándome al suelo.
Le aparto el trozo de madera que tiene encima y puedo observar lo dañado que está. Hay sangre por todos lados, y no tardará mucho en quedarse inconsciente.
- Escuchame. Quedate conmigo, ¿si? No te vayas. Todo saldrá bien. La ambulancia está de camino. Te van a ayudar. Vas a estar bien – digo acariciándole la cara.
- Jane... – intenta decir.
- No digas nada.
- Jane, ¿puedes escucharme aunque sea una vez en tu vida? – dice con mucha, muchísima dificultad –. Te quiero, y-y no se... no se porque no te lo he dicho antes. Lo-lo siento.
- Respira. Ni se te ocurra dejarme.
El pecho de Zayn sube de una manera irregular y demasiado rápida. Oigo unos ruidos detrás mío y sirenas de policía y ambulancia.
- ¡Señorita! – oigo pasos alrededor mío y siento como me apartan de Zayn.
- ¡No! – grito pataleando tanto como puedo.
No oigo lo que me dice el hombre. Tan solo veo como suben a Zayn a una camilla y se lo llevan de mi lado.

- ¡No! – grito incorporándome en la cama.
Me doy cuenta de que estoy en mi oscura habitación. Solo se ve una parte de ella. La que está más cerca de la ventana. Miro la foto que tengo justo delante mío, cuando veo a alguien pasar de la parte oscura del cuarto a la ventana, salir por ella cogiéndose al árbol que hay y irse corriendo calle a bajo.
Me quedo paralizada un momento. Creo que me estoy volviendo loca. Mi cuarto está intacto, lo que quiere decir que el chico no había venido a buscar nada. Lo más extraño de todo es que si no supiese que él está en Bradford, diría que el chico que acaba de salir por la ventana, es Zayn.


_____________________________


Hola! Ya estoy aquí otra vez con un nuevo capiutlo! Dos semanas, como prometí. Es que soy una mandada jaajjajaja
¿Que os ha parecido? ¿Me queréis matar? ¡Pues no va a poder ser porque no sabeis donde vivo! jajajaja aunque los Unicornios Verdes de Sofía tienen un chip rastreador, pero como no sabe como usarlo...! xD, se me va la pinza.

PD: Aviso que cuando acabe esta novela empezaré otra en este mismo blog. Será de Harry. Y bueno aún queda para que se acabe esta pero es que el otro día me vino la inspiración y la empecé a escribir. Os dejo el prólogo para que sufráis: 

Nunca había entendido como tres personas podían tener tantas similitudes pero ser completamente distintos en todo los sentidos.

Edward Styles. El primero y el mayor de los tres, arrogante, cínico, rebelde. Con su actitud misteriosa robaba suspiros silenciosos por dónde pasaba. Su mirada lo decía todo. Si no querías tener problemas era mejor no dirigir le la palabra.

Harry Styles. Coqueto, mujeriego, fiestero. Amaba las chicas y las fiestas más que nada en el mundo. Vive mientras seas joven. Su frase favorita, la que se aplicaba para cada cosa que hacía. ¿Estudios? No conocía esa palabra. Mientras que Edward si que iba al colegio, el mediano de los Styles iba a clase cuando le apetecía.

Marcel Styles. Muchos lo definirían como el chico perfecto. Estudioso, responsable, generoso. Al contrario de sus hermanos, llevaba gafas. El chico que solo se preocupaba por los estudios. La gente lo trataba mal en el colegio, y sus hermanos no hacían nada para evitarlo.

Tres chicos completamente diferentes viviendo bajo el mismo techo. Tres hermanos que no se hablaban des de hacía tres años por problemas que no merecían ser contados.


Audrey Walker. Nueva en la universidad. Se había mudado a Londres des de Irlanda por una beca que había conseguido con mucho esfuerzo. Nueva vecina de la familia Styles. Bonita, inteligente y misteriosa. ¿Que efecto causará en los hermanos Styles? ¿Será su belleza, su cerebro o su misterio lo que haga que la historia se repita?

PD2: Dentro de dos semanas, subiré el siguiente capitulo. 
PD3: RECUERDO QUE LA NOVELA DE HARRY, LA DEL PRÓLOGO NO LA VOY A SUBIR HASTA QUE ACABE ESTA.
PD4: Soy buena persona y subiré capitulo para el cumpleaños de Tommo.
PD5: Me despido y me voy a Narnia! Os veo allí!


Marina xx

domingo, 1 de diciembre de 2013

Same Mistakes: Capitulo XIII

LOVE AT FIRST SIGHT

*Narra Megan Swan*

Llevo media hora sentada sola en la barra. Un chico se ha acercado ha hablar conmigo y me ha ofrecido una bebida pero se la he rechazado.
- ¿Sigues sola? – pregunta Liam.
Asiento con la cabeza mientras le doy otro trago a mi bebida. Sin alcohol por supuesto. Miro al chico que está a mi lado con cierta pena. Des no ha querido volver después del accidente con su ex novio.
- ¿Crees que vendrá?
- No te preocupes, Liam. Vendrá. Te lo aseguro.
- Bueno y cuéntame. ¿De que conoces a las chicas?
- Era compañera de Jane cuando estuvo en el hospital.
- ¿Estabas en el hospital? – asiento –. ¿Que te pasó?
- Esto... Me tropecé – digo mintiendo.
No quiero que nadie más sepa de mi embarazo. Claro está, que si algún día somos amigos mi barriga va ha crecer. Tendré tiempo para contárselo a todos. Pero no quiero que me subestimen antes de tiempo.
- ¡Ey Liam! – grita un chico acercándose a él.
Me cago en el chico. Es como el prototipo de príncipe azul que tengo en mi cabeza des de que tengo memoria.
Pelo castaño y corto. Ojos de un color marrón grandes, recubiertos por unas largas y espesas pestañas. Alto, fuerte y musculoso. Se nota que hace deporte. Con una sonrisa de los anuncios de pasta de dientes me sonríe al mismo tiempo que choca la mano amistosa mente con Liam.
- Adam, ella es Megan Swan. Megan, este es mi amigo Adam Walker.
- Encantada – digo sin levantarme de la silla.
- ¿Os importa que me una a la conversación?
El chico me mira, y yo lo miro. Tiene la típica pinta de mujeriego. Bueno, si es amigo de Harry, por lo que me han contado, no me extraña que se lleven bien.
- Toma asiento – dice Liam haciendo un gesto con la mano.
Adam se sienta en una silla lo más apartada de mi. Yo solo miro mi vaso de Coca-Cola mientras siento su intensa mirada encima mío. Y me mira... me mira... me mira... Hasta que me canso.
- Me voy a la pista. Luego nos vemos.
Me agacho para darle un beso en la mejilla a Liam, y cuando voy a dar la vuelta para bailar, una mano me coge fuertemente del brazo.
- ¿Bailas? – pregunta Adam con esa sonrisa a la que estoy segura que no puedo decir que no.


*Narra Rebecca Davis*

Enamorada.
Esa es la palabra que siento cuando veo a Harry hablar con un chico, desconocido para mi, en la pista.
El movimiento de cabeza que utiliza para apartarse los rizos de la frente, la manera en que bebe de su vaso, los gestos que hace con la mano cuando está explicando algo... En fin, todo el me gusta.
- Vas a desgastar a mi primo.
- ¡Dios, Rose! No vuelvas ha hacer eso jamás – digo levantando un dedo en forma de advertencia.
- Veo que estas totalmente in love por mi primo, ¿no? – dice dibujando un corazón imaginario en el aire.
- No hagas eso – digo recostándome en el sillón –. Es solo que, es como si él iluminara mi mundo. Pero no entiendo porque me gusta. Es decir, es guapo y eso pero es un mujeriego que ya me ha hecho daño. ¿Porque le he dado una segunda oportunidad?
- Becca, él te hace feliz. Des de que habéis vuelto estás siempre sonriendo, ¿no lo notas?
- Si, lo noto, pero no sé – digo bajando al cabeza y mirándome las uñas.
- ¿Tienes dudas? – dice esa voz ronca que tanto me gusta.
- Harry – digo levantándome de golpe y girándome.
- Repito: ¿Tienes dudas?
- No es eso. Solo estaba comentando mi inseguridad.
- ¿Inseguridad? ¿No confías en mi? ¡Porque te recuerdo que te acostaste con medio instituto!
Grita, y yo callo. Miro hacía el sillón dónde está Rose y no la encuentro. Supongo que ha preferido dejarnos solos.
Miro a mi novio, y por su mirada, sé que se arrepiente de lo que ha dicho.
Me lo dijo.
Me lo prometió.
Me juró que nunca sacaría ese tema otra vez.
- Gracias por cumplir tu promesa, Harry – murmuro como puedo.
Intentando no llorar, y con toda la dignidad que me queda, cojo el pequeño bolso del sofá y me doy la vuelta. Siento el primer paso de Harry hacía mí, pero me paro en seco, y sin girarme le digo:
- No te atrevas a seguirme.


*Narra Amanda Roach*

- ¿Te he dicho ya que eres la chica más guapa de la fiesta? – dice Niall en mi oído.
- Pues mira que raro, pero no. No me lo habías comentado.
- ¿No? – dice acercándose más a mi oído –. Eres la chica más guapa de toda la fiesta.
- Hoy estás romántico por lo que veo – digo dándole un beso en la mejilla –. Voy a votar al rey y a la reina del baile.
- No tardes – dice soltándome de la cintura.
Me alejo de mi novio hasta llegar al sitio que buscaba. Dos urnas se encuentran encima del escenario. Dentro de ellas hay cientos de papelitos con diferentes nombres.
Pienso, y pienso y pienso cuando se me ocurre algo que si pasa le hará mucha gracia a mi amiga.
Adam Walker y Megan Swan
No por nada en especial, sino porque hace un rato Megan le ha pegado a Adam la bofetada del siglo por intentar besar la. Y lo mejor de todo, a sido que todo el mundo lo ha visto. Conociendo a la gente de la universidad, sería raro que ellos dos no saliesen como rey y reina del baile. Nada más que por molestarlos.
Llamo a Niall con la mano para que se acerque en el momento en el que la directora Anderson se lleva las urnas para contar los votos.
- ¿A quien has votado? – pregunta y yo sonrío –. Sonrisa malvada. ¿Que has hecho?
- He votado a Adam y Megan. Ya verás la cara que se le queda cuando le hagan subir al escenario con ese.
- Pobre Adam, la verdad, el no tiene la culpa de que Megan lo pegara. El solo la besó.
- Niall – digo separándome un poco –. ¿Le estás dando la razón a Adam?
- Cielo, no vayamos a discutir por algo así – dice cogiéndome los hombros y mirándome fijamente.
- Tienes razón, tienes razón – admito –. Mira allí viene la directora.
La mujer de pelo blanco y zapatos de diez centímetros de tacón, se coloca en medio del escenario con un micrófono entre las manos.
- Bien chicos, los profesores y yo hemos estado recontando votos, y la pareja ganadora ha sido Adam Walker y Megan Swan.
Se oyen aplausos por todos sitios hasta que vemos como la directora hace unos gestos con la mano para que guardemos silencio.
- No obstante, ya que ni el señor Adam Walker, ni la señorita Megan Swan pertenecen ninguno de los dos a esta universidad, tengo que dar por eliminada a esta pareja – dice la directora –. Y os juro que como digáis algo suspendo el baile – advierte cuando ve que vamos ha hablar.
- ¡¿Podría decir al menos quien gana?! – grita un chico des de atrás.
- La pareja ganadora es... – dice la mujer abriendo el otro sobre –. Madre mía, llegará el día en el que me encuentre a Styles hasta en la sopa. ¡Harry Styles y Rebecca Davis!


*Narra Rosalinne Styles*

Mi primo y su novia suben al escenario. Lo más raro de todo es que los dos están incómodos con la situación. Ni siquiera sus hombros se tocan.
- Bien – dice la directora –. Ya sabéis, felicidades... bla bla bla – dice mirando una hoja de papel para saber que tiene que decir –. Ajá, ajá... Bien. Ahora por lo visto, van a cantar unos alumnos del colegio. Hacemos una pausa de cinco minutos y quiero que suban las chicas que cantaran.
Por primera vez en mucho tiempo, no se oye ni una mosca. ¿Quien serán los desafortunados que tengan que salir a cantar?
- Hola, Rose – dice mi prima sentándose a mi lado
- ¿Des? ¿Como es que has decidido venir?
- Es un baile, y yo nunca me pierdo un baile.
- ¿Estás bien?
Ella asiente, aunque sé que no es cierto. Creo que después de dos años que han pasado, mi prima es incapaz de olvidar a Mark.
- Hola preciosa – dice un chico al que desconozco, sentándose a mi lado –. ¿Bailas?
- Primero, apártate un poco. Segundo, no pienso bailar contigo. Tercero, tengo novio.
- No se va a enterar. Se que llevas mirándome toda la noche.
- ¿Tu estás loco chaval? Ni se como te llamas.
- ¡Tu imbécil! – grita Lou colocándose delante de él con una sonrisa falsa –. Apártate de mi novia.
- Pero si se me ha acercado ella. Te ha salido muy putilla – dice con una sonrisa.
De un momento a otro la sonrisa falsa de Louis cambia, y parece que sus ojos se vuelvan más oscuros por el momento. Se le marca la vena del cuello, esa que siempre le sobresale cuando quiere matar a alguien, literalmente. Se tira en el sofá, encima del chico y empieza a darle puñetazos como desesperado. No hay mucha gente que está atenta. Cada uno va a lo suyo, pero si que hay gente que se da cuenta.
- ¡Louis para! - grito cogiéndolo des de atrás y haciendo que me mire –. Ya está. No pasa nada – digo enmarcando su cara con mis manos –. Déjalo.
El me coge de la mano y me lleva hacía el baño de chicas, dónde se encuentran dos o tres mujeres retocándose el maquillaje. Chicas a las que Louis no tarda en echar. Me empotra con algo de fuerza, pero a la vez con mucho cariño contra la pared.
- No quiero que te vuelvan a insultar. No pienso perder lo que es mío – susurra encima de mis labios.
- Que posesivo te ha quedado eso – digo riendo y acariciándole el pelo.
- No soy posesivo, es solo que lo que es mío es mío. Punto – dice besándome.
- ¿Sabes? – digo mientras me separo –. Acabas de perder al apuesta.
- ¿Sabes? – pregunta sonriendo –. Que no me importa – dice para volver a besarme.


*Narra Destiny Styles*

- ¿No piensan salir las chicas? – dice la directora des de arriba –. Bueno, como veo que nadie sabe de quien hablo: Señoritas Styles, Davis, Roach y Tomlinson, subid al escenario. Ya.
- ¡¿Como?! – grito levantándome de mi sitio.
- ¿Es usted sorda? Suba – dice la directora Anderson.
Me levanto de mi asiento seguida por mi prima que ha aparecido cogida de la mano de su novio. Becca, que se encuentra encima del escenario está igual o más confusa que yo. A los pocos segundos de llegar allí arriba vemos como Amanda y Jane suben las pequeñas escaleras hasta llegar a nuestro lado.
- Nosotras no queremos cantar – explica Becca.
- Ustedes se han inscrito aquí, así que van a cantar.
- Pero... – intenta decir Rose, sin éxito, ya que la directora baja del escenario antes de que pueda terminar la frase.
- Decid vuestro nombre y la canción que vais a cantar. Rápido.
Le pedimos un minuto a la directora, que acepta a regañadientes. Decidimos cantar un trozo la canción de Mirrors de Justin Timberlake.
- ¿Y el nombre? – pregunta mi prima –. No tenemos nombre.
- Dejádmelo a mi. Los mejores nombres vienen espontáneos – digo pensando –. Hola a todos, somos las... ¿Wild Girls? – digo mirando hacía las chicas, y me enseñan el pulgar en señal de aprobación. Y vamos a cantarles un trozo de la canción de Mirrors de Justin Timberlake.

Jane:
Aren't you somethin' to admire?
'Cause your shine is somethin' like a mirror
And I can't help but notice, You reflect in this heart of mine

Rose:
If you ever feel alone and
The glare makes me hard to find
Just know that I'm always
Parallel on the other side

Amanda:
'Cause with your hand in my hand and a pocket full of soul
I can tell you there's no place we couldn't go

Destiny:
Just put your hand on the glass
I'll be tryin' to pull you through
You just gotta be strong

Todas:
'Cause I don't wanna lose you now
I'm lookin' right at the other half of me
The vacancy that sat in my heart
Is a space and now you're home

Becca&Rose:
Show me how to fight for now
And I'll tell you, baby, it was easy
Comin' back into you once I figured it out
You were right here all along

Todas:
It's like you're my mirror
My mirror staring back at me
I couldn't get any bigger
With anyone else beside of me
And now it's clear as this promise
That we're making two reflections into one
'Cause it's like you're my mirror
My mirror staring back at me, staring back at me


*Narra Adam Walker*

Las chicas cantaban de fondo, con una voz maravillosa que tienen las cinco, pero yo solo tengo ojos para una. Cierta pelirroja con ojos azules que en estos instantes me odia.
Esta tan guapa y está tan buena. No me puedo creer que tenga quince años. Hay una pequeñísima diferencia de edad de siete años. No me puedo acercar a la chica. Tengo veintitrés, y ella hará de aquí poco los dieciséis.
- ¿Que miras, Adam? – pregunta mi amigo Louis. Mi hermano. Mi confidente.
- La pelirroja – digo señalándola –. Está muy buena.
- Tío, tiene ocho años menos que tu.
- Siete – rectifico.
- Haber, buena está – confiesa Louis –. Yo quiero más a mi Rose, pero no te voy a negar que Megan no esté bien. Es solo que es mucho más pequeña que tu.
- ¿No eras tu el que decía que para el amor no hay edades?
- Seeh... Pero, ¿no crees que siete años son muchos? Y encima a estas edades que se nota mucho.
- Mira, Louis. Vamos a ser realistas. ¿Cuando he tenido yo una novia seria? Solo quiero jugar un poco con la chica.
- ¿Vas a quitarle la virginidad a una niña de quince años?
- Ya no es virgen – aseguro.
- ¿Ahora te dedicas a leer mentes? – contesta mi amigo –. Solo tiene quince años.
- Está embarazada – le digo totalmente seguro.
- Bien, estás empezando a delirar. Vamos al médico.
- ¿No le ves la barriga? Tiene como mínimo cuatro meses de embarazo.
Louis niega con la cabeza y se va con su novia. Yo sigo mirando a la pelirroja, que en este momento se da cuenta de que la miro y me enseña el dedo corazón.
Sé que no me equivoco. Ella va a ser madre de aquí cuatro o cinco meses, de eso estoy seguro. Lo que no veo claro es que, ¿donde está su novio? Porque por aquí no veo a nadie. Y a demás, aunque tuviese novio, ¿porque no tomaron precauciones?
Sigo mirando a la pelirroja hasta que se levanta y se marcha a otro lado dónde no la puedo ver. No sé que le ocurre conmigo. Solo la besé. No es para tanto.
- Mira bonito, deja ya de mirarme, ¿entiendes?
Sigo con la mirada a la pelirroja que me acaba de gritar en toda la cara. ¿Se me resiste? Madre mía pequeña. Ahora si que no te libras de mi.



____________________


Hola! Ya veis, como prometí en unas dos semanas he colgado capítulo! YEEAH vamos quiero mi aplauso que he cumplido mi promesa!
Primero de todo; MIDNIGHT MEMORIES!! Oww es absolutamente ñalksdfjaoisdjfñlaksdf ¿canción favorita? TODAS OBVIAMENTE, pero creo que me quedaría con Best Song Ever, Story Of My Life, You & I, Diana, Midnight Memories, Strong, Happily, Right Now... Ok, ya paro porque me alargo.
Que os ha parecido el capítulo? Os gusta el personaje de Adam? Yo me lo imagino en mi cabeza y es: aklsjfñaisjdf PER-FECT
Bien, se me va el coco pero bueno es que los unicornios de purpurina me atacan (Dream Rose, ya sabes de lo que hablo jajajaja)
Os traere el proximo capitulo de aquí dos semanas más o menos.

Marina xx