miércoles, 16 de octubre de 2013

Same Mistakes: Capitulo VI

I LOVE YOU

*Narra Rosalinne Styles*

El timbre de la puerta suena, y lanzo la bola de papel, donde mis tíos nos han dicho que se iban de viaje, a la basura.
Cojo la maleta, sí, la maleta. Al final resulta que nos vamos todo el puente, y volvemos jueves por la noche. Des aún no baja. Era de esperarse. Es extremadamente lenta.
- ¡Zayn! – grito tirándome encima de él cuando abro la puerta.
- ¡Enana! – grita cogiéndome por los aires.
Me engancho al cuerpo de Zayn y el me da vueltas hasta que se cansa. Miro por encima de su hombro y veo a Amanda, Becca, Nialler, Jane y... bueno y a él.
- Como se nota que os conocéis des de pequeños.
- Vamos pasad a dentro – digo.
En ese momento un Harry despeinado y con unas ojeras notables. Para en seco cuando ve a Becca, pero no le doy importancia. Ella mira al suelo. Entre ellos hubo algo. Pero como siempre, Harry tiene que ser tan mujeriego y cagarla.
- No hace falta que entremos. Des ya sale – contesta él mirando secamente a Becca.
- ¡Ya estoy! ¡Ya estoy! – grita mi prima saliendo de la casa.
- ¿Como puedes tardar tanto?
- ¿Sabes que? Me lo han preguntado tantas veces que se me olvida lo que contesto.
- ¡Bien! Dejemos a la retrasada de mi hermanita y subamos ya a los coches – dice mi primo.
- ¡Oye! Primera, no soy retrasada, segunda soy mayor que tu – dice riendo por lo primero y con una mirada asesina por lo segundo.
Todos vamos hacía el coche y allí nos repartimos. Vamos, las chicas en el coche de Amanda y los chicos en el coche de Harry.


*Narra Amanda Roach*

Bajamos del coche después de dos largas horas de coche. Los insoportables “¿Cuando llegamos?” de Rose, los “Tengo que ir al baño” de Rebecca, los “Falta mucho” de Des y los gritos de Jane cuando casi nos estrellamos.
- ¡Por fin tierra firme! – grito besando al suelo.
- ¿No os lo habéis pasado bien en el coche? – dice Hazza con una sonrisa burlona.
- ¡Tu lo sabías y me has encasquetado a Rose y Des! – grito tirándome hacía él.
Antes de comerme a Harry, siento los brazos de Louis agarrarme por la cintura para no pegar a mi amigo.
- ¿Que sabía Harry? – pregunta Zayn confuso.
- ¡Que Rose y Des no paraban en todo el camino de preguntar a que hora llegábamos! ¡Me estaba volviendo loca!
- Bueno a ver tranquilidad – dice Niall y evito su mirada –. Vamos ya a la cabaña y nos ponemos el bañador.
- Pero hace mucho frío para ir a la playa, ¿no? – pregunta Louis.
- Estamos a medianos de primavera – dice Rose –. Claro que hace frío estúpido. Tendrá una piscina interior o algo.
- Estoy percibiendo cierta tensión entre vosotros dos – dice Niall, y todos reímos por las palabras que ha usado.
Subimos todos las maletas, y nos repartimos las habitaciones. Y este reparto no es del tipo de aquellas historias, las cuales a cada pareja les toca en la misma habitación.
- Bien, dormirán Becca y Amanda en la habitación de mis padres. Es una cama de matrimonio, pero mientras nos seáis lesbianas no habrá problema – dice Niall y todos reímos con él –. En mi habitación y la de mi hermano dormirán Jane, Rose y Des. Hay mi cama, la de Greg, y debajo de mi cama hay un colchón. Louis y Harry dormirán en el cuarto de invitados, y Zayn y yo en el ático.
- Si hombre, el ático es el sitio más chulo de la casa – dice Des haciendo un puchero gracioso.
- Te aguantas – dice Niall, y me mira fijamente –. ¿Todos contentos?
Asentimos, y subimos todas a la habitación para deshacer la maleta. Saco el bañador y me lo pongo en el baño. Me lo regaló Des cuando cumplí dieciocho y la verdad es que es mi bañador favorito. De un color así azul celeste.
Salgo del baño y veo a Becca con el bañador que le regalé para navidad. Le queda a la perfección. Becca es la típica chica que puede parecer inocente y angelical, pero de eso no tiene nada. Si fuera así, no hubiese estado de lío con el gran Harry Styles.
- Harry va a flipar – digo mirándola.
- Niall no te va a quitar la mirada de encima – dice y me quedo parada –. Amanda eres mi mejor amiga, se más de lo que crees.


*Narra Janice Tomlinson*

Des sale del baño toda cambiada, con su bañador de flores diferentes tonos verdosos, azules y algo de amarillo.
Yo no presto mucha atención, porque hay alguien que ocupa mis pensamientos. Es uno de los chicos más guapos que he conocido jamás. Solo lo conozco de un día y ya no me lo puedo sacar de la cabeza.
Es que él es simplemente perfecto... Ese interior que tiene me encanta, y sobretodo sus rulos y sus ojos verdes azulados. Harry tiene algo que me atrae mucho.
- Jane – me avisa Rose con el bañador puesto. Nosotras ya estamos. Vamos a bajo con los demás – dice con una sonrisa.
Lleva un bañador completamente blanco sin tirantes que le queda muy bien. En lo que conozco a Rose, me parece una chica muy sincera y amable. Que se preocupa mucho por su familia y amigos.
- Ya voy – digo sonriendo le sincera.
Nunca antes había tenido una confianza tan rápida como la que tengo con Rose, pero su manera de ser me hace confiar en ella. Aún así estoy alerta por si acaso.
- ¡Tía vas ha arrasar en la playa! – grita Des haciendo un baile raro.
- ¿Tu crees? – digo con un brillo en los ojos. Nunca me he considerado guapa.
- Tía, tía ¡estás que te partes! Ese bañador es tu media naranja – dice enternecida y divertida.
- Te queda genial, Jane – me dice Rose dándome un pequeño golpe amistoso en el hombro.
- Gracias – digo con una sonrisa sincera.
Me miro de arriba a bajo. El bañador violeta y negra que me regaló mi hermano hace poco.
- Me lo regaló Lou – digo mirando a Rose.
- ¿Louis tiene tan buen gusto? – pregunta ella.
- ¡Chicas!
Hacemos caso al grito de Harry y bajamos. Yo más nerviosa que las otras dos.
Al final de las escaleras, hay una puerta con un cartel pegado que pone piscina, así que la abrimos, nos encontramos a Amanda, Becca, Harry, Niall y Lou en la piscina. Zayn esta en las hamacas.
¡Wow! – dice Niall cuando nota nuestra presencia.
Los tres chicos se giran y la cara de mi hermano se desfigura por completo al ver a Rose. Harry nos mira, pero de inmediato aparta la mirada hacía otra chica rubia, ahora en la piscina, y Niall nos mira con una sonrisa bonita.
- La del bañador violeta es mía – dice una voz en mi oído, y siento unas manos en mi cintura.
- Zayn, apartate – digo andando hacía la piscina y tirándome de cabeza.


*Narra Niall Horan*

Me apoyo en la pared, esperando a que Amanda salga del baño. Después de lo que me dijo ayer, las cosas no pueden acabar así. Yo la quiero, y nunca se lo he dicho porque Amanda es demasiado guapa para mi.
Siento como la puerta del baño se cierra, y oigo unos pasos acercándose lentamente hacía donde estoy. Cuando veo la cabellera rubia de mi amiga pasar por mi lado, salgo de mi escondite colocándome delante de ella y apoyándola en la pared. Ella suelta un grito del susto. Le pongo la mano en la boca para evitar que lo haga de nuevo.
- No grites – susurro mirándola.
- Ni-niall – dice ella tartamudeando. Pero entonces su mirada se vuelve fría –. Suéltame.
- Tenemos que hablar, Amanda. Ayer te fuiste sin dejarme hablar a mi también.
- Niall, no quiero hablar de eso. Se que no me quieres, pero es que no podía evitar que fuésemos amigos con derechos y que yo estuviese enamorada de ti. Pusimos unas normas, y era no enamorarse. Así que lo siento he fallado. No puedo seguir haciendo como si no sintiese nada por ti, porque me hago daño a mi misma...
- Dios Amanda por favor para de hablar – digo desesperado.
Ella baja la cabeza avergonzada, y pongo su mano en la mejilla, delineando su barbilla, hasta llegar a su mentón y levantándolo. La miro y no puedo evitar sonreír. Esta chica me hace muy feliz. Y soy tonto por no haberme dado cuenta antes.
- Amanda – susurro en su oído.
- ¿Que? – dice ella también en un murmuro.
- Te amo...
Me acerco a sus labios y la beso con todo el amor que tengo. Apoyo una mano en la pared y la otra la sigo dejando en su mejilla.
Ella al principio se sorprende un poco. Como para no hacerlo, pero a los pocos segundos reacciona y me sigue.
No dejo que el beso dure mucho, y a los cinco o diez segundos me separo.
- ¿Me quieres? – dice ella más afirmando que preguntando.
- No te quiero – digo y ella baja la mirada, triste –. Te amo – digo encima de sus labios.
Ella vuelve a levantar la mirada y me coge de la nuca. Me atrae hasta ella y me besa como nunca.


*Narra Rebecca Davis*

Hace bastante que Niall y Amanda se han ido, y Hazza ya está empezando a pensar mal. Veo que Jane mira mucho a Harry, y los celos empiezan a aparecer. Tal vez nunca lo he olvidado.
- Jane, ¿podemos hablar? – le pregunto con una sonrisa.
- Claro – dice ella sonriendo.
Caminamos hasta fuera de la sala de la piscina y noto como Harry me mira por detrás. Sonrío y entramos al salón. Me siento en el sofá y espero a que Jane haga lo mismo, pero para mi sorpresa, se queda de pie.
- ¿No te sientas?
- Estoy bien de pie – dice sonriendo –. ¿Que querías, Becca?
- Jane, no voy a irme con rodeos. ¿Te gusta Harry?
- ¿A que viene eso? – dice esta vez sentándose.
- Veo como lo miras. ¿Te gusta verdad?
- Yo no diría gustar – me dice Jane –. Creo que me atrae físicamente. Eso es todo. ¿Porque me lo preguntas?
Le explico a Jane la historia que tuve con Harry, y no puedo evitar que mientras le explico lo que pasó, se me escape una pequeña sonrisa nostálgica.
Dios mío, Becca. Si lo hubiese sabido no hubiese mirado tanto a Harry ni nada – se disculpa corriendo nada más acabar de explicar.
- Jane no tienes que disculparte por nada. Solo que creo que aún lo quiero – digo triste.
- Becca, se nota a kilómetros que le gustas. ¿Has visto como te miraba?
- Solo sé que me miraba.
Un ruido inunda la sala, y se oye el ruido de agua al caer al suelo. Miro los pedazos del jarrón de los padres de Niall y al individuo que lo ha hecho caer.
- Zayn – digo en tono de madre enfadada –. ¿Que hacías espiando?
- Yo no espiaba – se defiende –. Escuchaba una conversación ajena a la mía sin que nadie me viese.
- ¿Y eso no es espiar? – dice Jane con furia en los ojos.
- No, son dos cosas diferentes – contesta.
- ¿Que quieres, Zayn? – pregunta Jane.
- Quiero ayudar a mi amiga – dice Zayn.
- Noto que estáis un poco tensos entre los dos, ¿me equivoco?
Nadie me contesta. Están demasiado ocupado mirándose. Si las miradas matasen, ambos estarían muertos hace rato.
- ¿Porque eres tan crío?
- ¿Y tu pija?
- Estúpido – dice Jane.
- Mira quien fue ha hablar – contraataca Zayn.
Decido irme de allí antes de que me metan a mi también en sus discusiones. Llamarme loca o pero creo que estos dos van a acabar juntos.


2 comentarios:

  1. Esta I N C R E I B L E o Per-fect,mmmmm.....creo que ambas ¡Me encanta!
    Siguela plis

    ResponderEliminar