sábado, 9 de noviembre de 2013

Same Mistakes: Capitulo X

MIDNIGHT MEMORIES

*Narra Janice Tomlinson*

Abro los ojos cuando oigo el ruido de la puerta cerrarse. Sigo en el hospital, y la verdad es que tengo unas ganas de salir grandiosas.
- Oh miércoles – digo cuando siento un pinchazo en mi cara.
Miro mis manos, las cuales están vendadas. Solo puedo llegarme a ver las uñas de color azul que me pinté el otro día.
- Hola – dice una voz femenina.
- ¡Dios! – grito llevándome una mano al pecho.
- Lo siento – se disculpa la chica –. ¿Te he asustado?
- No – digo con ironía alargando la última letra.
- De verdad, lo siento – vuelve a repetir con una sonrisa.
- No pasa nada – digo incorporándome un poco en la cama –. ¿Tu eres?
- Soy Megan. Megan Swan – dice apartándose un largo mechón pelirrojo de la cara.
- Me llamo Jane Tomlinson – digo sonriendo –. Me encanta tu pelo – confieso –. Siempre lo he querido tener pelirrojo. ¿Es natural?
- Si lo es – dice ella con una sonrisa cogiendo un mechón –. Dios me hizo muy torpe pero para compensar me dio este pelo – bromea Megan.
Ambas reímos hasta que me duele la barriga, pero ahora que lo pienso, ella no estaba aquí la última vez que estuve despierta.
- ¿Cuando has llegado? – pregunto dejando de reír.
- Hace un par de horas.
- ¿Que te ha pasado?
La chica pelirroja se aparta la sábana. Entonces es cuando puedo ver la barriga de unos tres meses que debe tener.
- ¿Embarazada?
- Si – dice mirándose la barrida entre tristeza y felicidad –. De cuatro meses.
- ¿Que te pasó?
- Bueno, un mareo así tonto, y me he caído por las escaleras. Como te he dicho, soy muy patosa. Por suerte el niño está bien – dice sonriendo. ¿No se cansa de sonreír?
- ¿Pero cuantos años tienes? – pregunto. No se ve muy mayor.
- Casi dieciséis – dice mirando hacía sus manos.
- Tienes quince años – digo incrédula.
- Si... He perdido muchos amigos por este embarazo.
- ¿Pero en que estabas pensando?
- Pensaba en que no quería ser violada – contesta la chica –. Pero por lo que veo mis pensamientos no fueron de mucha ayuda.
- Lo siento... – digo y ella sonríe.
- Yo no – admite y sonrío por su valentía –. Si no, ahora mismo no tendría a este campeón o a esta princesa en mi barriga.
- Admiro tu valentía Megan– confieso –. ¿Y el padre?
- Se ha ido. Mi novio me dejó porque no quería el bebé.
- Lo siento – repito –. ¿Y cuanto tiempo tienes que estar aquí?
- Cinco días más o menos. Tienen que hacerme unas pruebas para ver como evoluciona. ¿Y tu que haces aquí?
- Un incendio en mi casa.
Mi móvil empieza a sonar dentro del bolso que hay en el suelo, al lado de la cama. Me inclino hacía a bajo para cogerlo antes de que se corte la llamada.
Zayn Malik me está llamando.
Me quedo mirando el móvil como una tonta por unos segundos, decidiendo si colgar o responder, pero al final decido por apretar el botón rojo y volver a guardar el móvil en el bolso.
- ¿Estás bien? – pregunta Megan preocupada.
- Si – digo mirando mis uñas.
- ¿Quien era?
Frunzo el ceño y la miro, pensando en que responder le. Aparto mi mirada de la suya y me hundo en el cojín cuando veo que el sueño se apodera de mi.
- Era... Un fantasma del pasado.


*Narra Rosalinne Styles*

- ¿Tardan mucho no?
- Rose, nosotros nos vamos a casa. Volveremos mañana – dice Amanda besando mi cabeza.
- Claro, yo me quedaré aquí a dormir.
Los chicos asienten y se van, menos Zayn que se queda sentado en si silla mirando a la nada. Me levanto de mi sitio y me coloco a su lado. Le paso un brazo por los hombros y el apoya su cabeza en mi hombro.
- Es mi culpa, Rose. No tendría que haberle dicho aquello.
- Zayn lo hiciste pensando en ella. Aunque tal vez no hubiese sido lo mejor que podrías haber hecho, era pensando todo en Jane.
- Tendría que haberme pasado a mi. Fue todo mi culpa – dice apartándose un poco de mi hombro –. Por cierto, te estoy llenando el hombro de lágrimas.
- Escuchame Zayn – digo cogiéndole de la cara –. Nada de esto es tu culpa, ¿vale? Jane se va ha recuperar y se lo explicarás todo. Ella no te guarda rencor.
Siento a alguien que se aclara la garganta y me giro para ver a mi primo con una sonrisa y a Lou con hielo en la nariz.
- Harry...
- Espero que seáis felices juntos – dice mi primo sonriendo –. Como le hagas algo a mi primita, te mato, ¿está claro?
- Como el agua – dice Louis.
- Bueno primita, me voy a casa, ¿vale? Nos vemos mañana – dice besando mi cabeza.
- Claro, buenas noches Hazza.
- Buenos noches, Zayn – le dice sonriendo –. Lou.
- Louis hablemos, por favor – digo levantándome –. Ahora vengo Zayn.
Mi mejor amigo asiente. Se supone que estaba enfadada con él, pero ahora está mal, y yo soy su mejor amiga y tengo que estar con él en estos momentos.
Vamos a una esquina del hospital, y Louis se apoya en la pared con los brazos cruzados, mirándome con una sonrisa.
- ¿Como ha ido con Harry? – pregunto acercándome a él y cogiéndole del cuello de la camisa.
- Me gusta esta distancia que mantenemos – dice él acercándose para besarme.
- Ah no – digo poniendo mi mano en su boca para impedirlo –. Primero dime como ha ido con mi primo.
- Pues nada que le he explicado que eras la mujer de mi vida – dice bajando sus manos a mis caderas y girándome para quedar yo apoyada contra la pared –. Que quiero pasar el resto de mi vida contigo – dice quitando su mano de mi boca –. Y que estamos juntos y que ni el ni nadie podrán separarnos jamás.
- Muy caballeroso por tu parte – digo acercando mi cara a la suya –. Bueno, hasta mañana.
Me suelto de Louis con una sonrisa e intento escaparme, pero él me lo impide poniendo ambas manos a ambos lados de mi cabeza.
- No te irás de aquí hasta que me des mi regalo – dice acercándome más.
- ¿Y porque tendría que darte yo un regalo?
- Porque me he dejado partir el labio por ti. ¿Que te parece eso?
- Anda, cállate ya – le digo.
Acerco mi cara a la suya y le beso suavemente. La verdad es que los labios de Louis son bastante adictivos. Me separo a los diez segundos.
- Un poquito más – dice él intentando besarme de nuevo.
- No – digo riendo –. ¿Te quedarás esta noche a dormir?
- Claro – dice él separándose de mi –. Es mi hermana. Tengo que estar con ella por si ocurre algo.
- Yo también me quedaré. Y supongo que Zayn también.
- No quiero que se quede.
- Entiendo que estés cabreado con él, pero entiende que no lo hizo apropósito. Lo hizo por ella, Lou. Pensando en ella.
- Lo sé, pequeña, pero aún así no puedo evitar odiarle. Si tuvieses un hermano me entenderías.
- Te entiendo, pero entiende que Zayn está pasando un mal momento. Que la persona que amas esté en el hospital y que pienses que es por tu culpa es muy malo.
- Esa parte la entiendo. No se como podría vivir, sabiendo que estás en un hospital por mi culpa.
Sonrío y ambos nos besamos una vez más. Creo que Louis es lo más bonito que me ha pasado jamás.


*Narra Destiny Styles*

Freno en seco cuando escucho que alguien grita mi nombre, pero me giro para encontrarme a mi vecino corriendo hacía mi.
- Hola Liam – digo sonriendo y ladeando la cabeza. Siempre hago eso cuando saludo a alguien.
- Des – dico parándose, doblándose hacía delante y poner sus manos en las rodillas –. Te llevo llamando un buen rato.
- ¿Y ya estás cansado? Que flojo... – digo riendo.
- Mira quien fue ha hablar – dice poniéndose derecho –. La que saca sobresaliente en atletismo.
Me llevo una mano a los labios en señal de que se calle y el suelta una carcajada bastante graciosa.
- Solo digo la verdad – dice levantando las manos de forma inocente –. ¿Te llevo a casa?
- Em... – digo mirando a los lados por si veo a mi hermano.
- Oh, vamos. Si sabes que para tu hermano tengo el tic de aprobación.
- Para el carro – digo poniendo las manos en su pecho, sonriendo.
- Eres difícil, ¿eh?
- Demasiado.
Sonrío por su pregunta, ya que en los seis meses que habían pasado, Liam me había pedido para salir tres veces. Y yo las tres veces me había negado. No estaba preparada para otra relación.
- Liam, creo que ya lo hemos hablado muchas veces, ¿no te parece? No estoy preparada para salir con alguien de nuevo. Después de Mark...
- Está bien – dice él mirando hacía otro lado –. Lo entiendo. Solo te digo que han pasado dos años. Tienes que empezar a superarlo de una vez.
- No es tan fácil, Liam. Yo lo quise mucho. Lo que hizo me dejó mal.
- Lo sé, sé que tu estás mal, pero, ¿y yo?
- Liam ya te dije que no sabía cuanto tiempo necesitaría. Solo que lo necesitaba.
- Está bien – dice frenando, ya que hemos llegado a mi casa –. Hasta mañana, Des.
- Buenas noches Liam – digo entrando en mi casa.
¿Porque esto es tan duro? ¿Porque después de tanto tiempo pasado, aún no puedo olvidar a mi ex-novio? Me siento en el suelo, y recuerdos de diversas épocas, empiezan a aparecer y desaparecer en mi cabeza.

¡Te pillé! – grita un chico castaño cogiendo por los aires a una chica de pelo largo.
- ¡Mark bájame ahora mismo! – grita la chica sin parar de reír.
- Tienes que decir que soy el mejor.
- ¡Pero no eres el mejor! – grita la chica sonriendo y acercándose a su novio.
- Te arrepentirás sweetie– dice el chico mientras ambos vuelven a correr por la playa.

- ¿Sweetie? Sabes que no puedes escapar de mi. Te voy a encontrar.
Andando por un pequeño bosque, el mismo chico de pelo castaño busca a cierta chica escondida entre los árboles.
- ¡¿De verdad?! – grita una voz no demasiado lejos de dónde él se encuentra –. No lo creo.
El chico anda hasta el lugar dónde ella siempre se encuentra. Cuando está triste, cuando está contenta, cuando quiere llorar o cuando quiere saltar de alegría.
- Te encontré – dice asustando la por la espalda.
Ambos ríen y se besan bajo esa cascada. Ambos están enamorados.

Un ruido se hace presente en la casa de un castaño. El chico se gira para ver a su novia a punto de echarse a llorar. Su mirada se dirige al suelo, dónde hay una caja grande, envuelta con un papel verde.
- Sweetie, yo...
- No te atrevas a llamarme así. ¿Que estabas haciendo? Bueno, no me respondas, estaba más que claro.
- No, Des. No te estoy engañando.
- Hoy hacíamos dos años... ¿No podrías haberte esperado?
- Lo siento, Destiny. De verdad que lo siento mucho.


*Narra Zayn Malik*

Dios, llevo llamando a Jane dos horas y no me coge el teléfono. Y ahora vosotros estaréis pensando, ¿Y porque Zayn no entra a verla? Respuesta fácil: Le ha pedido a los médicos que no me dejen entrar.
Ey Zayn – dice la voz de mi mejor amiga.
- Rosie – digo sonriendo forzada mente.
- Sabes que conmigo no tienes que sonreír si no quieres.
- Odio que me conozcas tanto – digo borrando mi sonrisa y mirando a Rose –. ¿Como está?
- ¿Físicamente o psicológica mente?
- Las dos cosas – digo intentando no derrumbarme.
- Físicamente está regular. Las heridas del cuerpo son leves, pero hay heridas en la cara que seguramente le quedara algo de marca.
- Mierda... – digo pasándome las manos por el pelo –. ¿Que más?
- Solo eso. Y respecto a ti... Lo tienes crudo Zayn. Muy crudo. Jane me ha dicho que tu no tienes la culpa, pero que no puede perdonarte que la hayas engañado. Aunque yo sé que lo has hecho porque crees que eres malo para ella.
- Soy un estúpido – grito levantándome y dándole un puñetazo a la pared –. Tenía que haberlo pensado antes. ¡Estúpido! ¡Estúpido! ¡Estúpido! – grito dando seguidos puñetazos a la pared.
- Chico – dice la voz de una enfermera mayor –. Si le vuelves a dar un puñetazo a esa pared te vas fuera, ¿entendido?
- Entendido señora. Lo sentimos, es solo que está alterado – se disculpa Rose.
- ¿Eres el novio de la chica? De... – dice mirando en el papel –. ¿Janice Tomlinson?
- Más o menos – digo acercándome a la mujer –. ¿Como está?
- Eso no te lo puedo decir. Lo siento, es cosa del médico. Solo te puedo dejar entrar.
- Pero usted sabe que ha pedido que no me dejen entrar.
- Se lo ha pedido al médico, no a mi – dice con una pequeña sonrisa –. Vamos entra.
Miro a Rose, como si ella me tuviese que dar el empujón que necesito para entrar. Ella me sonríe y asiente con la cabeza mientras yo abro la puerta de la habitación 227.



Bien chicas, aquí os traigo un nuevo capítulo y bastante largo ehh asi que DE NADA! jajajaja, bueno como veis hay un nuevo personaje en la historia. Sofia, espero que no te importe que ponga el nombre de otra manera, es que como están en Londres pues encaja mejor.
Por favoor votad en la nueva encuesta sobre que quereis que sea el hijo de Sophia! :)

Besoos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario