domingo, 16 de febrero de 2014

Same Mistakes: Capitulo XIX

THE NEW NEIGHBORS

*Narra Zayn Malik*

Ha pasado una semana des de que decidí dejar Londres. Jane me pidió indirectamente que no le importaba que me fuese. Y si a ella no le importo, nada importa.
- Zayn – dice mi madre llamando a la puerta –. Vamos a comer, ¿quieres algo?
- No tengo hambre, pero gracias – contesto tapándome un poco más con las sábanas.
- Hijo, llevas dos días sin comer nada, ¿no crees que es hora de levantar cabeza? – dice des del otro lado de la puerta.
- No quiero levantar cabeza, la quiero a ella.
Oigo la puerta abrirse y seguidamente cerrarse. El colchón se hunde, y yo me hundo con él. La mano de mi madre se coloca en mi pelo y lo acaricia suavemente.
- Zayn, tu dejaste que esa chica se fuese de tu lado porque creías que era lo mejor. Tendrías que haberlo pensado antes.
- Mamá, soy un hombre. Cometo errores.
- Claro que los cometes. Si yo tuviese que explicarte todos los errores que yo he cometido no nos íbamos de aquí en dos horas.
- ¿Que puedo hacer? – digo destapando me un poco y mirándola.
- Sabes que sigo pensando que hiciste mal. ¿Como pudiste pensar que serías malo para esa chica?
- Mamá, fumo, me gusta salir de fiesta y me meto en líos. Ella es todo lo contrario. No quiero llevarla por el mal camino.
- Cariño, ella esta enamorada de ti.
- Estaba – corrijo.
- Pero, eso no lo sabes. ¿Sabes? Me hubiese gustado conocer a esa chica, pero como veo que no es posible solo te digo una cosa, hijo. La vida es muy corta para esperar. Y cuando te des cuenta ya estarás entrando en los cincuenta y con cuatro hijos.
- Mamá, yo de verdad la quiero – confieso después de unos minutos en silencio.
- No dudo de ello. Pero no puedes pasarte aquí encerrado toda tu vida.
- Lo intentaré. Pero será difícil.
- Mira, la familia Edwards se acaba de mudar a la casa de al lado. Tienen un hijo algo más mayor que tu y una hija que es de tu edad, creo. ¿Porque no vas a saludarlos y les dices si quieren ver el pueblo?
- No quiero levantarme.
- ¡Zayn Javadd Malik! Te vas a levantar ahora mismo de la cama, vas a mover tu culo hasta el baño, vas salir de casa y llamaras a la puerta de la nueva familia con una sonrisa y un pastel y vas a ser amables con todos!
- Odio cuando te pones así por las mañanas...
Me levanto de la cama al mismo tiempo que mi madre sale por la puerta. Me doy una ducha rápida y me pongo ropa sencilla. Una camiseta de manga corta blanca y unos pantalones tejanos azules. Aunque haga frío, estamos acostumbrados a el.
- Mamá voy a saludar a los Edwards. ¿Y ese pastel?
- He hecho magdalenas que siempre gustan más – dice enseñándomelas –. Te quiero ver esta tarde o noche fuera de casa, ¿si?
- De verdad que creo que eres la primera madre que quiere que su hijo se vaya de fiesta una noche – le digo cogiéndolas –. Vuelvo en un par de horas.
Salgo de mi casa, y giro la cabeza hacía la derecha. Veo la casa que había sido de mis antiguos vecinos. En el buzón ahora pone Edwards y hay un camión de mudanzas que ha arrancado en ese mismo momento.
Llego a la casa a paso bastante lento y suspirando. No se me da muy bien hacer nuevos amigos. Soy bastante tímido. Llamo al timbre y espero medio minuto más o menos hasta que abren la puerta.
- Hola – le digo al chico que tengo delante –. Soy Zayn Malik, vivo en la casa de al lado con mis padres y bueno... venía a daros la bienvenida – digo extendiendo el plato de magdalenas.
- Soy Jonnie, encantado – dice dándome la mano.
- ¡Jonnie! ¿Quien llama a la puerta?
Una voz femenina se hace presente en nuestra pequeña conversación. Supongo que sera la hija de la que me habló mamá. Oigo como baja las escaleras corriendo, y de repente una rubia aparece por detrás de su hermano con una sonrisa.
- Hola – dice jadeando un poco a causa de haber corrido.
Me quedo mirándola un buen rato. Veo como sus labios rosados se mueven, pero no puedo escuchar lo que dice. Tiene la piel pálida y un pelo rubio claro más a bajo de los hombros. Tiene una graciosa manera de vestir. Pantalones cortos rosas y una camiseta de un estampado raro con todo de colores.
- ¡Zayn! – dice la voz de Jonnie sacándome e mis pensamientos.
- ¿Eh, que? – digo moviendo la cabeza de un lado a otro para despejarme.
- Esta es mi hermana Perrie.
- Oh, encantado – digo dándole la mano –. Soy Zayn Malik. El vecino de al lado.
- Perrie Edwards, encantada – dice cogiendo mi mano.
Le estrecho la mano y de inmediato siento la suavidad en su piel. Sonrío y ella me devuelve la sonrisa.
- ¿Queréis que os enseñe la ciudad o algo?
- No es necesario. Estoy segura que tu familia te lo ha pedido, ¿nos equivocamos? – dice el chico mirándome.
- Bueno, en realidad me lo han pedido, pero lo hago porque quiero – digo pasándome una mano por el pelo.
Jonnie y Perrie se miran unos instantes, pero parece que estén teniendo una conversación solo con los ojos. Al final la chica rubia se gira hacía mi.
- ¿Te va bien dentro de tres horas?


*Narra Rosalinne Styles*

Niall se levanta del sofá después de media hora de conversación. Mis ojos están un poco aguados pero él no ha hecho nada para intentar evitarlo.
¿Y bien?
- Creí que eras diferente. Que podrías ser la correcta para Lou.
- Niall por favor, no me dejes tu también. Estoy segura que Liam tampoco querrá saber nada de mi. Por favor.
- Si tanto te importaba nuestra amistad, tendrías que haberlo pensado antes de engañar a nuestro mejor amigo, porque, ¿quien sabe? Tal vez también estés fingiendo con nosotros.
- No, Niall – digo cogiéndolo del brazo para que no salga por la puerta. Me cago en Logan, en Alana y en todo el mundo, pero tengo que callarme –. Es verdad, engañé a Louis, hice creer que lo quería. Pero de verdad que yo creía que lo quería. Pero resultó no ser así. Nunca quise hacerle daño.
- Pero lo hiciste. Y de la forma más rastrera. ¿Y sabes que? Te enfadaste con él porque creías que tenía una chica, en casa que resultó ser su hermana, cuando tu estabas haciendo lo mismo con otro chico.
El rubio abre la puerta de golpe y tras echarme una última mirada la cierra con una fuerza bruta que no sabía ni que tenía. Niall siempre ha sido tan tierno, tan sensato. Le gustaba hablar las cosas igual que a Liam. Aunque todo lo que ha dicho me ha dolido, sé que tiene toda la razón del mundo. He perdido a Lou, a Niall, a Becca y Amanda. Jane estoy segura que no quiere saber nada de mi, y Zayn no sé si va a volver.
Genial, he destrozado mi vida tan solo por Logan. Y encima ni lo quiero. Dios, ¿que hecho para merecer esto?


*Narra Janice Tomlinson*

Otro día más que nos despertamos sin ver a Alison. Ayer James nos echó de casa, pero hemos estado toda la noche planeando algo para poder entrar.
- ¿Habéis entendido el plan?
- Por curiosidad – dice Nessie mirando las hojas de papel –. ¿Como sabes que James no estará en casa?
- Tengo contactos enan... – empieza pero se corta –. Nessie.
- ¿Es por Rose? ¿El mote de enana te recuerda a ella?
Mi hermano asiente, triste, pero de seguida recupera esa sonrisa de travieso que tiene des de los cinco años.
- Vamos a entrar – dice colocándose un gorro negro.
- ¿La ropa negra era necesaria? – pregunto mirándonos a los tres.
- Si vamos ha hacerlo, hagamos lo bien.
- ¿Sabes que si nos pillan pueden denunciarnos por allanamiento?
- Lo sé, pero no nos van a pillar porque soy muy listo – dice mi hermano mayor –. Y he ideado un plan perfecto que espero que no me fastidiéis.
- Louis, solo recuerda una cosa. Alison nos abandonó pero sigue siendo nuestra hermana. No seas muy duro con ella.
No responde, simplemente deja los papeles encima de la mesa y sale por la puerta. Entre Nessie y yo nos miramos preocupadas. No hace falta que hablemos para decir que estamos preocupadas por Louis. Pero el es grandecito, ya se las apañará solo.
Salimos del motel en el que estamos instalados. A las cuatro de la mañana no hay mucha gente por la calle, así que espero que no haya testigos. Louis ha descubierto que James va ha hacer un viaje y se marcha a las cuatro de la mañana al aeropuerto. Alison no va con él.
- Bien, Nessie quédate en el porche, Jane tu vigila que no venga nadie, yo subiré por el árbol.
Mi hermana menor asiente y va hacía el porche mientras que yo veo como Louis trepa el árbol hasta la ventana.
- Es el cuarto de los niños – dice intentando no hablar muy fuerte –. Espero que tengan el sueño pesado.
Por un momento me olvido del plan y subo yo también el árbol. Mamá nos había llevado a cursos de escalar, y nosotros tres siempre jugábamos en el patio de casa a subirse a los árboles.
- ¿Que demonios estás haciendo aquí? Te lo dejé muy claro, tienes que vigilar que no viniese nadie – susurra.
- Y yo te lo dejo muy claro, no eres mi jefe. A demás, no creo que seas bien hablado cuando tengas a Alison delante.
- ¿Es que no puedes seguir una norma tan sencilla como la que te he dado?
- Y yo te repito que no tengo porque seguir ninguna norma tuya – sigo susurrando.
- ¡¿Entonces que narices haces aquí?! – grita.
Abro los ojos fuertemente al igual que Louis cuando uno de los dos niños empieza a gritar. Si es verdad eso que dijo mi sobrino sobre que se llamaban igual que nosotros, entonces Jane tiene una voz de lo más potente.
Los dos pequeños se tapan con la sábana y es ahora el pequeño Louis quien se pone a gritar también. Nosotros intentamos que callen, pero no lo conseguimos. Oímos pasos que se acercan poco a poco para dar paso a una imagen de lo más terrorífica.
Por el oscuro pasillo se asoma una chica con el pelo largo y despeinado cubriéndole la mayor parte de la cara. Unas ojeras negras se asoman por sus ojos. Tiene la piel blanca como el papel y los labios de un rojo sangre. Lleva un camisón blanco parecido a los que llevan en el hospital y va descalza, con un cuchillo en la mano.
Ahora somos Louis y yo los que gritamos. Me abrazo a Louis como puedo, ya que esa mujer me recuerda a alguna película de Saw o algo parecido.
- ¡¿Quienes sois?! – grita, pero inmediatamente reconozco esa voz.
- ¿Alison...?
- ¿Como sabes mi nombre? – dice acercándose a nosotros con el cuchillo alzado.
- Somos Louis y Jane. A bajo esperando está Nessie.
- ¿Louis y Jane?
- Louis y Jane Tomlinson – digo yo y ella baja lentamente el cuchillo, ladeando la cabeza con los ojos abiertos y una expresión de pánico –. Tus hermanos.
- Mami, ¿que pasa? – dice él pequeño Louis.
- No ocurre nada Louis. Llévate a Jane a bajo, y no subáis bajo ningún concepto.
El pequeño asiente con miedo y baja de su litera para dirigirse hacía la camita de su hermana. La coge por la mano, y ese gesto me recuerda a Louis y a mi cuando yo tenía alguna pesadilla. Mis sobrinos abandonan la habitación y Alison vuelve a clavar la mirada fuertemente en nosotros.
- Con esas cosas no se juegan – dice con una voz que parece que viene de una película de miedo.
- No estamos jugando, Alison. Somos nosotros. Te encontramos.
- ¡Mientes! – grita y yo me pego aún más a mi hermano.
Nunca creí que diría esto de alguien de mi familia, pero Alison verdaderamente da muchísimo miedo. Tiene todo el rostro demacrado. Parece la niña del exorcista.
No miento. Estamos aquí. Y Nessie también esta aquí – digo hablándole lentamente.
- Mientes – dice esta vez susurrando con una sonrisa que dice «Te voy a matar» –. Mis hermanos murieron hace seis años. Louis y Jane Tomlinson están muertos.

Louis y yo nos miramos al mismo tiempo. Quiero saber si he oído bien lo que mi hermana acaba de decirme. Según ella Louis y yo estamos, ¿muertos?

_____________________

Hola de nuevo!
Bueno, os dejo matarme pero os daré una razón por la cual no he subido en estas últimas tres semanas. Una palabra. E-X-Á-M-E-N-E-S. Muchos exámenes. Estoy de exámenes hasta las narices. Y aún no he acabado así que va para largo pero quería subiros algo para que no me odiaseis. Si alguien tiene una novela (Dream Rose) decir que no he comentado pero porque no he tenido tiempo jejeje ahora voy a leerme el capitulo y al siguiente que subas comentaré.
Chicas no os olvidéis de comentar y si pudieseis recomendarle la novela a alguien mejor que mejor!

Muchas gracias!
Marina xx